top of page
¿Por qué es útil la Técnica Alexander?

Los hábitos son útiles para afrontar la compleja vida cotidiana. Trabajan según el principio de estímulo -->    reacción: al pasar por alto las decisiones conscientes, se aceleran los procesos - lo que suele ser la máxima prioridad hoy en día. Pero los hábitos pueden adquirir una vida propia muy cuestionable. Debido a que lo acostumbrado simplemente nos parece “normal” o incluso “correcto”, rara vez lo identificamos como la causa del deterioro. Pero ese es exactamente el caso cuando, por ejemplo, adoptamos una postura tensa sin quererlo conscientemente. A menudo sólo nos damos cuenta de que algo anda mal después de años de dolor intenso.

 

La Técnica Alexander recomienda comprobar periódicamente la calidad y la idoneidad de nuestros hábitos para el uso diario. Enseñando cómo darnos cuenta de lo acostumbrado y cómo podemos reducir los factores disruptivos, nos permite experimentar un enfoque completamente nuevo y favorable. Aprendemos a ajustar nuestros hábitos y su percepción para que vuelvan a ser nuestras guías hacia la salud y el bienestar.

"Todo se traduce, ya sea físico, mental o espiritual, en tensión muscular". (F.M. Alexander)

¿Cómo se aprende la Técnica Alexander?

En el ambiente protegido de una lección de Técnica Alexander uso mis palabras y mis manos para sensibilizar la percepción de mis alumnos del organismo como unidad de cuerpo y mente. Se invita a los estudiantes a ampliar conscientemente su percepción y no concentrarse en fenómenos individuales (por ejemplo, ciertas partes del cuerpo).

Durante la sesión trabajamos en posiciones que asumimos con frecuencia durante el día; como estar de pie, sentarnos, estar sentados y acostados. Les señalo a los estudiantes que hagan una pausa consciente en vez de reaccionar de manera habitual a un estímulo. Al percibir el soporte (suelo, silla o "mesa") pueden utilizar la gravedad, liberar peso y soltar tensiones innecesarias.

El nuevo punto de referencia tanto para los movimientos como para las posiciones de descanso ya no debería ser aquello a lo que estamos acostumbrados de forma inconsciente, sino una orientación consciente. Al cultivar constantemente esta nueva orientación, los estudiantes aprenden una forma nueva y favorable de tratar consigo mismos. Si esto se sustenta en una mejora de los hábitos de postura y movimiento, podrán beneficiarse de numerosos efectos positivos.

Consciencia

Cuando realizamos una actividad, nuestros hábitos siempre están involucrados.

Los fenómenos acompañantes inadvertidos (como la posición de la cabeza, la alineación de la columna, la respiración y el tono muscular) están íntimamente relacionados con la activida real. El primer paso hacia el cambio es reconocer la interacción permanente entre ambos.

Técnica Alexander Múnich

Pausa

Si queremos cambiar para mejor, debemos ser capaces de no reaccionar a los estímulos de la forma automatizada y de no realizar proyectos de la forma habitual. Hacer una pausa entre un impulso y ejecutar una reacción abre un nuevo espacio en el que se pueden reconocer y modificar los hábitos. No se hace algo de la forma habitual, ni de otra manera, sino… no hacemos nada.

Técnica Alexander Múnich

Alineación

¿Y ahora? En la búsqueda de una nueva cualidad en la actividad nos brinda una nueva orientación la alineación adecuada. La conexión entre cabeza, cuello y torso es de primordial importancia en la Técnica Alexander. El entrelazamiento de la mente y el cuerpo facilita el acceso a la mente por medio de nuestro cuerpo, y vicecersa. Se cultiva una mentalidad dedicada al “cómo” en lugar del “qué”.

Técnica Alexander Múnich

Den Prozess der Suche nach einer günstigen, gesundheitsförderlichen Haltung - in Körper wie Geist - leite ich in einer Stunde an, im Alltag kann er selbst angewandt werden und schließlich zu einer Lebenseinstellung werden.

Alexandertechnik München

¿Qué cambios positivos promociona la Técnica Alexander?

Técnica Alexander Múnich
Técnica Alexander Múnich
Técnica Alexander Múnich
Técnica Alexander Múnich
Técnica Alexander Múnich
Técnica Alexander Múnich
Técnica Alexander Múnich
Técnica Alexander Múnich

Mejorar el equilibrio del organismo en su conjunto.

Regulación de síntomas específicos.

Mejorar la postura, la movilidad y la eficiencia.

Reducción de la tensión y el dolor crónico como el dolor de cuello o espalda.

Promover la relajación y el manejo del estrés.

Apoyo a la rehabilitación después de lesiones u operaciones.

Regresar a la facilidad y a la alegría en el movimiento y la actividad.

Mejorando la respiración

Aumento de la presencia y la confianza en uno mismo.

Aumento del rendimiento, bienestar general y calidad de vida

Desarrollando tu propio potencial

Técnica Alexander Munich Fibonacci
Técnica Alexander Munich Fibonacci
Técnica Alexander Munich Fibonacci
Técnica Alexander Munich Fibonacci
Técnica Alexander Munich Fibonacci
Técnica Alexander Munich Fibonacci
Técnica Alexander Munich Fibonacci
Técnica Alexander Munich Fibonacci

sufren de dolor de espalda, tensión en el cuello y los hombros.

están sentados mucho tiempo escribiendo como alumnos de colegio, estudiantes, trabajadores de oficina.

se dedican a actividades mental y fisicamente estresantes como entre otros atletas, empresarios, médicos.

lleva a cabo actividades artísticas y mentalmente desafiantes como músicos, bailarines, actores o locutores

***Información sobre opciones de reembolso para músicos profesionales ***

sufren de restricciones crónicas/agudas de postura y movimiento (por ejemplo, debido a su tamaño, edad o lesión)

tienen problemas respiratorios, están estresados o se sienten inseguro y no presentes

quieren aumentar su rendimiento físico

quieren mejorar su bienestar general

quisieran poner a prueba sus hábitos de forma puramente preventiva

Alexandertechnik München Fibonacci

Si deseas saber si la Técnica Alexander puede ayudarte con tus inquietudes, comunícate conmigo.

Frederick Matthias Alexander

F.M. Alexander (1869-1955) nació en Australia. Era un recitador apasionado que padecía de ronquera y le impedía desarrollarse plenamente como recitador de Shakespeare. Impulsado por descubrir el motivo de su ronquera, finalmente se dio cuenta de que lo que estaba haciendo (recitar) iba inconscientemente acompañado de factores perturbadores, lo que le llevaba a una ronquera frustrante.

A través de una observación meticulosa y de la autoexperimentación, desarrolló una técnica que identifica estos factores disruptivos inconscientes: demasiada tensión muscular, especialmente en la región de la cabeza y el cuello, así como una fijación inadecuada en el resultado deseado. Su método modifica estos factores disruptivos y promueve la autoorganización del organismo, que puede encontrar su equilibrio original.

F.M. Alexander entendía las disfunciones y las enfermedades como indicios de un organismo desequilibrado. Existe, por tanto, un momento preventivo, curativo y progresivo inherente al restablecimiento del equilibrio.

 

Estudianes de F.M. Alexander fueron John Dewey, Aldous Huxley y George Bernard Shaw.

Consciencia

Alineación

Pausa

Técnica Alexander Múnich
Técnica Alexander Múnich
Técnica Alexander Múnich
Alexandertechnik München

Estudios clínicos (extractos)

sobre la eficacia de la Técnica Alexander

bottom of page